Primero lo saludó y luego lo hundió: el caño de Messi a Sterling

Antes del partido, Raheem Sterling se acercó a Messi para saludarlo y hablar con él unos segundos. Sin embargo, ya en el partido, el argentino tardó cinco minutos en dejarlo clavado delante de todo el estadio.

Content made on Kapwing

Messi recibió en mitad de cancha, de espaldas a su arco y cuando comenzó a tomar velocidad, le metió un caño tremendo a Sterling, que quedó con el pie en el aire luego de querer amagar a presionarlo.

La jugada solo terminó en una aproximación, pero el murmullo del estadio al ver el caño de Messi se escuchó en cada rincón de la ciudad de Manchester.

Ver más:Ibrahimovic da la bomba: revela el problema que tiene Manchester United