No vale elegir al City en el FIFA: el equipazo que quedó con Haaland

El fichaje de Erling Haaland por el Manchester City es total y el noruego llega a la Premier League con un solo objetivo: marcar una época en la época más gloriosa del fútbol inglés. El atacante que será uno de los mejores pagos del mundo será parte de un once inicial que puede ganar todo porque en los papeles, el equipo que tiene Guardiola será impactante.

En el arco, Ederson seguirá siendo el arquero. La defensa estará compuesta por Kyle Walker o Joao Cancelo, Ruben Dias, Laporte y Zinchenko. El doble cinco seguirá siendo compuesto por Rodri y Gundogan, aunque a partir de ahí comenzará el dilema para Pep Guardiola porque deberá definir cuatro puestos restantes y Haaland llega para ser titular absoluto.

Kevin De Bruyne es indiscutible, Phil Foden y Jack Grealish también podrían armar esa línea de tres mediocampistas ofensivos detrás de Haaland. Pero la particularidad es que afuera quedarían futbolistas como Julián Álvarez, Raheem Sterling, Bernardo Silva y Riyad Mahrez.

Lo cierto es que para Guardiola se viene el problema mayor para un entrenador, que es distribuir abundancia. "Siempre he visto al City y en las últimas temporadas me ha encantado. No puedes evitar sentir admiración por su estilo de juego, es emocionante, es perfecto para un jugador como yo. Quiero marcar goles, ganar títulos y mejorar y estoy seguro de que puedo hacerlo aquí", manifestó Haaland en su presentación en el City.

El detalle también es que el City no se quedaría en el fichaje de Haaland y buscaría seguir reforzando el equipo con otros dos fichajes de primer nivel. El City va por todo para ganar la Champions del próximo año y darle batalla al Liverpool.

"Yo nací en Inglaterra y fui fanático del Manchester City toda mi vida. Una de las razones es que acá me siento como en casa y creo que estoy en el lugar indicado para mejorar mi nivel. Me gusta el estilo, me gusta el fútbol ofensivo, me gustan las vibras positivas que se sienten cuando juega el City. Creo que fue una buena decisión venir", explicó el noruego.