Imposible hacerlo: el cabezazo de Perisic en el 2-1 del Inter

Cuando la figura de un equipo es su portero, entonces hay problemas. Y eso es lo que tiene el Napoli, problemas para contrarrestar al Inter. Pese a que el equipo de Maradona empezó arriba, los locales lo dieron vuelta con justicia.

Primero con un gol de penal que ejecutó de manera impecable el turco-alemán Hakan Calhanoglu, ex del Milan hasta la temporada pasada. Luego fue esta jugada. Saque de esquina que ejecuta también Calhanoglu y que Perisic, muy listo, conecta rápidamente para desviarlo de cabeza y mandar el balón adentro del arco del Napoli.

Pese a la volada de Ospina (la gran figura del Napoli), que la sacó tarde, el balón sí ingresó del todo, como validó el VAR, y fue gol y justicia.