Los hinchas no lo quieren más y Juventus tomó una decisión

Juventus está en un abismo deportivo como pocas veces se vio. Luego de años de dominio total en el fútbol italiano, el gigante de la región norte de Lombardía lleva tres temporadas irregulares. Las dos anteriores, en donde el Inter y el Milán fueron campeones, y esta 2022-23, en donde comenzó muy mal, con tres derrotas en todas las competiciones, dos de ellas en la Champions League. En esta séptima fecha cayó frente al modesto AC Monza y agravó todo. En el centro de la tormenta está, claramente, su entrenador, Massimiliano Allegri, de quien ya se empieza a dudar, al menos la prensa.

Tras perder por segunda vez en la Champions, esta vez contra Benfica, Allegri tuvo que dar la cara y lo hizo en una entrevista para el Corriere della Sera, entrevista que no gustó en el club. Allí Allegri pidió "silencio y trabajo". En este sentido, la La Gazzetta dello Sport detallo que el club piensa en multarlo por hablar sin consultarles a ellos. El DT explicó lo que dijo, como para empeorar las cosas.

"Fue una charla, Sconcerti (el entrevistador) es un amigo y no hablábamos desde hace cuatro años. No hacía falta él para decir que nunca tuve a la Juve real, solo una virtual" contó el DT sobre la entrevista, dando a entender que desde afuera ven que no tiene el control del equipo. "Soy responsable" reconoció, pero agregó que "nunca tuve a toda la plantilla a disposición y lo estamos haciendo bien por las condiciones en las que estamos".

La idea de despedirlo es tentadora si se quiere, pero muy cara. Allegri tiene un contrato por varios años y sacarlo ahora significa que deberían desembolsar hasta 25 millones de euros por el total del vínculo. Esta idea de poder ser despedido no lo tiene preocupado a Allegri: "Pasa siempre cuando no hay un buen resultado, pero hablo todos los días con el club de manera tranquila. Sin el error del VAR con la Salernitana, estaríamos en una situación distinta en la clasificación, aunque eso no os guste".

Quien apoyó al DT antes de la derrota contra el AC Monza fue el CEO de la Juventus, de apellido Arrivabene, que aclaró todo: "Sería totalmente loco despedir a Allegri ahora. Tiene un proyecto delante a desarrollar por los próximos cuatro años de contrato". Es una declaración de apoyo, pero como sigan así los resultados, todo podría adelantarse de manera trágica para el estratega. "Tenemos un proyecto en común aquí en Juventus, también yo como CEO" agregó el directivo.

El gran problema con Allegri es, como insinuaron en la entrevista del Corriere della Sera, que no tiene todo el apoyo de los jugadores. Di María se enojó en el partido contra el Benfica cuando fue reemplazado. Y la poca confianza explícita que el DT tiene en Dusan Vlahovic, un fichaje carísimo de este 2022, podría volvérsele en contra. Octubre es un mes vara para Allegri y Juventus (y para todos los equipos importantes de Europa), ya que hay hasta ocho fechas entre la Serie A y la Champions League. Un mes donde podría quedar definida el futuro en la Orejona. Y otras cosas.