Jugó solo 7 minutos en el FC Barcelona y Chelsea se lo lleva por una fortuna

Marc Cucurella está a un paso de ser nuevo jugador de Chelsea, que le pagaría al Brighton una cifra millonaria cercana a 60 millones de dólares por la totalidad de su ficha. El lateral izquierdo, que jugó un solo partido en el primer equipo del Barcelona, no para de romper récords con sus transferencias: fue la venta más cara del Getafe y está a un paso de ser la operación de salida más costosa del Brighton.

Su carrera tiene un lazo muy fuerte con el FC Barcelona, donde hizo todo el camino de las divisiones inferiores pero jamás pudo asentarse. Apenas un partido de Copa del Rey en la ronda inicial en la temporada 2017/2018. Bueno, un partido es una manera de decir, porque solo disputó 7 minutos en el triunfo 3-0 ante Murcia.

Eibar le dio el lugar que tanto buscó: jugó 33 partidos en dos etapas antes de tener una nueva cesión a Getafe, donde finalmente demostraría todo su potencial. La primera temporada disputó 46 partidos entre Liga, Copa del Rey y su bautismo internacional en Europa League. Su rendimiento elevado terminó convenciendo a los dirigentes, que compraron su ficha en la elevada cifra de 12 millones.

Marc Cucurella en su paso por el Eibar

Su segundo año también fue con mucha acción: 39 juegos, 3 goles y 2 asistencias pero sin competencia europea y con un hecho que quedará grabado a fuego en su carrera: el debut en la selección absoluta de España en un amistoso internacional ante Lituania.

Brighton posó sus ojos en él y desembolsó 18 millones de euros por su ficha, convirtiéndose en la venta más cara de la historia del Getafe. En Inglaterra, los 38 partidos en una temporada le bastaron para dar el salto de su vida, en la puja que tienen Chelsea y Manchester City por sus servicios, siendo los Blues los que pagarían la enorme cifra de 60 millones por el pase.

De concretarse, Marc Cucurella batirá la segunda marca en un solo año al convertirse en la venta más cara de su actual club. Pero los récords no quedan ahí porque será el quinto pase más caro del mercado de verano, solo por detrás de operaciones tremendas como la de Haaland a Manchester City (60 millones), De Ligt a Bayern Múnich (67), Darwin Nuñez (75 más 25 por objetivos) y Tchouameni al Real Madrid (80).