Costó 35 millones de euros, no jugó casi nunca y deja el FC Barcelona

En 2019, el FC Barcelona hizo una compra de las más impactantes del mercado: pagó 35 millones de euros por Neto Murara, el arquero que venía de ser figura en el Valencia. Sin embargo, la realidad mostraba que el puesto era todo de Ter Stegen. El arquero llegó y se encontró con un panorama desolador porque no jugaba prácticamente nunca.

Desde entonces, en estos últimos tres años, Neto solamente jugó 21 partidos, y ninguno de ellos fue importante, pero además, jugó porque Ter Stegen sufrió alguna que otra lesión. Ahora Neto se cansó de no tener minutos y firmó con el Bournemouth.

En las próximas horas, Neto estará viajando para hacerse la revisión médica, firmar su contrato y ser presentado como nuevo arquero del Bournemouth. El arquero tendrá los minutos que no tuvo en el FC Barcelona y el club por su parte, se saca de encima un contrato costo en relación al tiempo de juego que tenía.

Al ser presentado en aquel entonces, Neto se mostró ambicioso: "Vengo a Barcelona para jugar, para demostrar mi trabajo, para crecer. Si no fuera por esto, no me habrían fichado. Lo principal es trabajar con muchas ganas, con la profesionalidad y determinación que yo tengo. Sé que existen grandes profesionales en este club, pero eso nos ayuda a levantar nuestro nivel. Todo lo que he vivido me trae a este momento en mi carrera. Para mí soy el mejor del mundo en mi puesto".

Para Neto, su ciclo en el FC Barcelona no fue lo que se esperaba y ahora arribará a la Premier League, donde llega para ser titular y recuperar su mejor forma. Ter Stegen sigue siendo inamovible en el proyecto del FC Barcelona.