Barcelona lo quiere vender ya al Chelsea pero avisó: "No me voy"

En el Fútbol Club Barcelona quieren que se vaya. Lo quieren vender y tiene dos grandes compradores listos a poner el dinero. Pero él dijo una y otra vez que no, que "se queda" en el club, porque le encanta estar allí y, sobre todo, porque tiene un contrato vigente. Hablamos de Frenkie de Jong, el hombre señalado por todos en el Barça desde finales de mayo de este 2022 cuando surgió el rumor de que el Manchester United estaba detrás de él. Rumor que tomó forma real conforme fueron pasando las semanas.

Tan real es que el United y el Barcelona están de acuerdo en todo, pero la negativa de De Jong frena todo. La prensa catalana ha hecho todo lo posible por echarlo con descarados artículos, pero el holandés resiste. Y dado que todo esto no funcionó, el presidente Joan Laporta y el entrenador Xavi Hernández pusieron paños fríos asegurando "que es del club y que tiene un contrato que respetar". Sin embargo, esto último podría no ser tan así por la última novedad en el "culebrón De Jong".

Y es que según detallan desde España, el Barcelona habría revisado el actual contrato de Frenkie de Jong, que se anunció en octubre de 2020, y habría encontrado pruebas de que es ilegal. La renovación de De Jong, junto con la de Piqué, la de Lenglet y la de Ter Stegen tomó por sorpresa a muchos, ya que fueron anunciadas en un momento muy delicado, con el expresidente Josep María Bartomeu a punto de renunciar, que se dio semanas después, en noviembre de ese 2020.

Dado que ahora apareció el Chelsea FC con fuerza para fichar a De Jong, ofreciéndole todo lo que gana en el Barça y la respuesta del jugador sigue siendo negativa, la directiva del club activó este recurso sobre la legalidad de los papeles firmados. En todo caso ni De Jong ni los otros tres implicados son responsables directos de lo que se pactó, sino la directiva anterior, a la que Laporta no quiere llegar a tocar de manera directa.

Según los medios The Athletic y la Cadena COPE, Josep Maria Bartomeu desmintió que los contratos fueron ilegales, de manera rotunda, para despejar cualquier duda. La idea de la actual directiva es proponerle a De Jong en su caso, volver al contrato original, que lo vinculaba hasta el 2024. Por otros lado, el medio Carrusel Deportivo asegura que las otras renovaciones, la de Gerard Piqué, Marc-André Ter-Stegen y Clément Lenglet, también tienen elementos de ilegalidad. La respuesta de Frenkie de Jong al Chelsea fue la misma que al Manchester United: "De aquí no me voy". El mediocampista, que tuvo una decente pretemporada más marcada por lo mediático que lo deportivo