Bomba: Zidane tomó una decisión y se lo dijo al PSG

Sorpresa total en Francia. Según RMC Sport, Zinedine Zidane le comunicó nuevamente al PSG que no desea ser el entrenador del equipo para la próxima temporada, la 2022-23. La leyenda francesas está centrado exclusivamente en ser el próximo DT de la selección de Francia, y eso se podría dar justamente después del Mundial de Qatar ya que Didier Deschamps daría un paso al costado.

"Zidane no vendrá al PSG este verano, la puerta no está cerrada en el futuro" es el título con el que abre la nota RMC, y agrega: "Cortejado por los altos funcionarios de Qatar para el puesto de entrenador del Paris Saint-Germain en sustitución de Mauricio Pochettino, Zinedine Zidane no se sentará en el banquillo parisino esta vez. Pero todo queda abierto para el futuro. Su principal objetivo es convertirse en entrenador de la selección de Francia".

Para el medio francés, este es el verdadero final de una novela que ya lleva varias semanas. No es la primera vez, sin embargo, que se reporta el rechazo de Zidane para el banco del PSG y luego se lo vuelve a relacionar positivamente.

No obstante este rotundo No, en Francia aseguran que en el mañana podría darse: "Pero todo queda abierto para el futuro. A pesar del sueño apenas disimulado de los dueños del club de la capital francesa y su deseo de ofrecer a Zizou un gran margen de maniobra en la gestión deportiva, el extécnico del Real Madrid se ha mantenido finalmente en su principal objetivo, que le ha venido impulsando desde el mismo momento en que se convirtió en entrenador: la selección de Francia".

En este sentido y con Zidane afuera, el principal apuntado, también hace semana, para entrenar al PSG es Christophe Galtier, el actual entrenador del Niza y del cual se está desvinculando ahora mismo. Galtier tiene un gran palmares que incluye el título de la Ligue 1 de 2020-21 con el Lille, considerado una proeza en estos tiempos de dominio del PSG. Para quedar libre del Niza, casi como el fichaje de un futbolista, el cuadro de la costa mediterránea pide unos 3 millones de euros, ya que el DT tiene contrato vigente.