A Gundogan le quedó un penal en movimiento y lo estrelló en el palo

En un verdadero partidazo de la Champions League, Manchester City avasalla al Paris Saint Germain como local en la primera parte del juego.

El equipo de Pep Guardiola asedió al conjunto parisino en su propio arco y estuvo muy cerca de abrir el marcador de no ser por la mala fortuna.

Content made on Kapwing

A los 32 minutos ocurrió una de las más claras con una situación muy clara de peligro protagonizada por Ilkay Gundogan.

Al mediocampista alemán le quedó el balón dentro del área y, como si fuera un penal en movimiento, estrelló su remate en el palo para fortuna de Leo Messi y compañía.

Keylor Navas no podía hacer nada para impedir el gol y de milagro no se pusieron en ventaja.

Ver también: Primero lo saludó y luego lo hundió: el caño de Messi a Sterling