4 prácticas en la crianza de tus hijos en las que ser coherente es la clave

Publicaste.com:
Aunque en cuanto a crianza de los hijos se refiere no hay un manual que explique la manera exclusiva o adecuada en la que debemos actuar, puesto que cada niño y situación familiar es distinta, si hay una palabra clave para hacer que todo fluya de mejor manera dentro del núcleo familiar, y esa es la coherencia. Al menos así lo indica la psicóloga infanto-juvenil Rachel Barouch, quien a través de su cuenta de Instagram @crianzaholisticard comparte estas 4 prácticas en las que es más que necesario ser congruente.
Lo que les pides y lo que modelas . Siempre escuchamos mencionar que debemos predicar con el ejemplo, pero ¿por qué? La respuesta, dice Barouch, viene dada porque cuando decimos algo, pero en la práctica hacemos lo contrario, mandamos un mensaje confuso a los hijos que será difícil de interiorizar, pues nadie puede enseñar a otro lo que no sabe o no aplica para sí mismo. Además, explica, esto dificulta infundir los valores y las cualidades que queremos que ellos interioricen.
La forma en la que se ejerce la autoridad. En primer lugar, hay que tener presente que autoridad no es lo mismo que autoritarismo. El primer caso consiste en marcar límites claros que le permitan a los hijos diferenciar entre lo que está bien y lo que está mal, mientras que en el segundo la persona autoritaria se impone de una manera poco positiva. Una vez lo entiendas, toma en cuenta que para que ejercer la autoridad de forma efectiva debe haber constancia. De lo contrario, los hijos no lo tomarán en serio ni reflexionarán ante las consecuencias. “En sistemas de confusión, los niños suelen rebelarse”, explica la experta. ⠀
El estilo de crianza de papá y mamá. Cuando se trata de tomar decisiones importantes en el sistema familiar, tanto el padre como la madre deben estar de acuerdo, evitando luego desautorizar al otro para no crear confusión en los hijos. “Si papá y mamá tienen estilos diferentes -explica Barouch- deben de sentarse y definir un punto medio y negociar como ejercerán sus diferentes puntos de vista en su hogar”. ⠀
Las rutinas diarias. Las rutinas aportan seguridad, siempre que sean claras y lógicas. Es necesario que los padres respeten las necesidades de desarrollo de sus hijos, dejándolos ser y vivir cada etapa de su vida. Muchas veces vemos niños que exhiben un mal comportamiento y en realidad solo son el resultado de poco descanso, sobreestimulación, uso excesivo de pantallas o falta de estructura en general en el hogar.

Más Noticias